Desde un óptimus prìnceps a las miserias de la España de Zapatero.

Hace muchos pero muchos años, en el año 53 de nuestra era, nació en Itálica, ciudad de la Hispania Romana, un niño al que llamaron Marco Ulpio Trajano quien, tras una carrera militar brillante, llegó a ser proclamado emperador romano en el año 98.

Denominado “optimus princeps”, por el senador Plinio el Joven, por considerarlo un soberano ideal, modesto y excelente comandante militar, es uno de los españoles que aportaron obras y un buen gobierno a la historia mundial.

En épocas más recientes, otro hispano, al cual seguramente Plinio no se molestaría en calificar, nació en Valladolid un 4 de agosto de 1960, aunque diga públicamente ser de León, llamado José Luis Rodríguez Zapatero. Este verdadero artífice de la inutilidad, ha inaugurado una era de decadencia y frustración nacionales, que nos han dejado algunos “hechos” no gloriosos, en las últimas semanas, a saber:

1) El Ministerio de Cultura sufrirá un recorte presupuestario medio del 14%, viendose perjudicadas la Bibliote Nacional con un 10,1%, el Museo Reina Sofía con un 9,5% o el Museo del Prado con un 7,7%. Eso si, las aportaciones al Fondo de Cinematografía y ayudas a películas en lenguas cooficiales, pese a una reducción del 11%, oscilarán en torno a los 86 millones de euros. No sea que Almodóvar o Pilar Barden dejen de apoyar al gobierno. Resulta preocupante que, en medio de los recortes, el gobierno se empecine en subvencionar el cine que, como en cualquier país desarrollado, debería buscar su propia autofinanciación. Asimismo, los presupuestos generales destinados a Educación caerán un 7,3%, lo cual marca el interés que tiene el Partido Socialista Obrero Español en que los hijos de los “obreros y proletarios” que dice representar puedan dar una educación digna a sus hijos, con un gobierno al cual no sólo no le preocupa la educación, sino que aún menos le importa la inversión en educación, investigación y desarrollo, para que España deje de ser un país con una población tan poco cualificada, y donde el paro juvenil alcanza, en muchas regiones, un 45%.

2) Zapatero, el presidente del aborto, se ha manifestado contra la pena de muerte, curioso ejemplo en favor del derecho a la vida de todos los seres humanos, equiparando a un no nacido con cualquier criminal violento, asesino serial o violador compulsivo que, tras un proceso judicial con garantías de defensa, ha sido condenado a muerte.
Lo que el presidente del “talante” olvida, u oculta, es el negocio que el aborto representa para muchas clínicas y médicos de este país, donde tras la fachada de considerarlo un “derecho de la madre” se esconde un auténtico genocidio de generaciones futuras, en un país cuyas estadísticas muestran el peligro de un envejecimiento poblacional que traerá serias consecuencias económicas, políticas y sociales en los próximos años.
Quizás el leonés de Valladolid entienda, como su impresentable secuaz, que durante la gestación, el feto es un ser vivo, pero no humano y que, como tal, no merece protección legal de su derecho a la vida.
Sin embargo, tal como se ha pronunciado en Estrasburgo, el director del Centro Europeo para el desarrollo y la Justicia, McCafferty, la Convención Europea de Derechos Humanos y el Derecho de la Unión, tras la votación en Asamblea Plenaria del Consejo de Europa, estableció que: “Ninguna persona ni hospital ni institución serán obligadas, hechas responsables o discriminadas de ninguna forma por su negativa a efectuar, ayudar o someterse a un aborto”

3) Relacionado con este tema, nos hemos enterado en la pasada semana que el des-gobierno socialista de Rodríguez Zapatero reducirá, para el próximo presupuesto, las ayudas a la maternidad y a la familia. Lógicamente seguirán planes que enseñen a masturbarse, a distorsionar el sentido y la autoridad de la familia en la educación de niños o jóvenes, o el reparto de preservativos, unido a la difusión de la píldora del día después, utilizada diariamente por miles de jóvenes españolas como método anticonceptivo. Los futuros padres deben conocer que Zapatero suprimirá el cheque bebé – ayuda de 2500 euros – y que la reducción presupuestaria que afectará alas familias será del 11%; MIENTRAS QUE UN MINISTERIO TOTALMENTE INÚTIL COMO EL DE BIBIANA AÍDO TENDRÁ UN PRESUPUESTO ANUAL DE 100,5 MILLONES DE EUROS.

3) En este marco de recortes presupuestarios que no conducirán a nada porque, de hecho, no atacan la base del problema de fondo que es el dispendio de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos, y la cooexistencia de organismos superpuestos que sólo fomentan la desigualdad de los ciudadanos según el territorio en que residan, a Zapatero quizás sólo le quede como opción imitar a su querido amigo Hugo Chávez, y continuar con el adoctrinamiento de los niños en las aulas y organizar “circulos infantiles zapateriles”, emulando al gorila rojo quien, en lugar de Educación para la Ciudadanía, planea reemplazar a la familia en la educación en valores para unir el sistema escolar con su “revolución”.

4) Zapatero necesita que sus medidas de “austeridad” (pese a que no ha reducido casi un ápice los presupuestos de la Moncloa ni el dinero para sus asesores) continuen. Y la Audiencia Nacional, a través de una decisión a mi juicio muy trascendente, ha cuestionado la legalidad del recorte de sueldo a los funcionarios públicos por considerarla contraria al principio de igualdad, reconocido por la Constitución Nacional, en su artículo 14. Recordemos que, por ejemplo, el recorte del 5% del sueldo de los funcionarios, no ha afectado a los empleados no directivos de Renfe, ADIF y AENA que, no por ello, dejan de ser funcionarios públicos. El régimen zapateril seguramente recurrirá la providencia de la Audiencia Nacional en los próximos días, por medio de la Abogacía del Estado, y no sería de extrañar, tal como sucedió en el periodo 1996 – 2001 durante la gestión del Partido Popular, que el organismo terminase dando la razón al gobierno.

5) Evidentemente el panorama económico español es muy peligroso para el bienestar de sus ciudadanos y para el empleo durante los próximos 10 o 15 años. España ha entrado, desde mi punto de vista, en un proceso de argentinización económico, que sólo puede conducirnos a una bancarrota y a una cesación de pagos.
En este marco, Zapatero ha lanzado, hace tiempo, su reforma de la ley laboral, retrasando la edad de jubilación a los 67 años y ampliando el período de cálculo de la pensión lo que, de hecho, generará jubilados con más años y menores ingresos. El ejecutivo se justifica reflejándose en lo que están realizando otros países europeos, como Reino Unido, donde se retrasará la edad de jubilación de los funcionarios de los 60 a los 65 años, o en Francia, donde pasaría de los 60 a los 62 años. Sin embargo, la situación de esos países no es ni mucho menos comparable con la megacrisis en que nos ha sumido la incompetencia de un Presidente inútil y de un ejecutivo carente de ideas y soluciones.

6) Zapatero sólo ve lo que sus neuronas distorsionadas por su ideologismo sectario y antidemocrático le permite ver. En esta España sumida en la mayor crisis de su historia reciente, el número de extranjeros “sin papeles” se ha elevado a casi un millón de personas. Significa esto que están ingresando más inmigrantes que antes? No necesariamente. Pero, como para renovar una tarjeta de residente no comunitario se requiere haber trabajado al menos 6 meses en el último año, o 9 meses en los dos últimos años, muchas de esas personas no pueden acreditarlo y pierden la posibilidad de renovar sus documentos.
Descontando a los 5,6 millones de inmigrantes comunitarios en España, ¿ no sería hora de plantearnos que hacer con casi un millón de personas en situación irregular que demandan sanidad, educación, ayudas sociales, seguridad y que exigen al erario público millones de euros cada año? Si el Plan de Retorno del Gobierno fracasó, dado el escaso número de inmigrantes que se acogieron al mismo, no sería hora de plantear otras alternativas para un colectivo que no aporta nada al conjunto social y que sólo está generando gastos? Y aunque muchas regiones españolas requieren un mayor crecimiento demográfico, habrá que tener en cuenta que el aumento de los impuestos, la reducción del IVA, el aumento de la economía en negro, el crecimiento vertiginoso del paro, un paro juvenil superior en 12 puntos a la media europea, el endeudamiento externo español, el encarecimiento del dinero y la ausencia de crédito para muchos sectores y ciudadanos, más el incremento de la morosidad y la reducción de las pensiones, conforman un circulo vicioso de empobrecimiento – pauperización – crisis, que no es el escenario más adecuado para que casi un millón de personas sigan residiendo en España. Quizás sea la hora de plantear su retorno transitorio a sus países de origen y un mayor control en las fronteras para evitar que España siga siendo el coladero de ilegales de Europa.

7) Lo curioso es que en esta España desgarrada por la crisis, el gobierno de Zapatero haya incrementado las ayudas y subvenciones a los sindicatos un 736% durante su presidencia. ¿Será que con ese dinero se ha comprado todo este tiempo la paz social sindical que, por mucho menos a José María Aznar, le hubiese aparejado varias huelgas generales? Recordemos que las hordas de liberados sindicales y sus entenados, ante el fracaso de la huelga general del pasado día 29, vociferaban en Madrid contra el gobierno de Esperanza Aguirre, y no contra el de Rodriguez Zapatero. ¿Será porque de otro modo no podrían algunos dirigentes sindicales hacer cruceros de lujo y conseguir pisos de protección oficial, aunque sus ingresos superen los máximos ingresos permitidos para acceder a esos beneficios sociales?

8. Si todo lo anterior fuera poco, en las últimas semanas, nos hemos enterado que el gorila rojo entrena etarras en su territorio, sin que haya mediado protesta del ejecutivo español, siendo varios de ellos funcionarios del gobierno revolucionario bolivariano, tal el caso de Arturo Cubillas Fontán. ¿Son estos regímenes lo que debe tener España como aliados internacionales? Naturalmente, no. Pero esta y no otra es la política exterior de Rodríguez Zapatero, tan afecto a ponerse el pañuelito palestino, atacar a Israel y EEUU, elogiar la dictadura genocida de los Castro o no molestar al reyezuelo marroquí, mientras desde el otro lado de la frontera agreden a nuestras fuerzas de seguridad.

9) ¿No será que España se prepara a vivir un postzapaterismo seudodemocrático, sin posibles escenarios de conflictos externos, pero con conflictos sociales internos que requieran la anulación de derechos civiles y la creación de fuerzas de seguridad chekistas? La designación, por parte del ejecutivo, del comisario Juan Antonio Gonzalez como Comisario General de Policía Judicial, iría en ese sentido, tal como lo advirtió el diputado del Partido Popular, Rafael Hernando, al acusar a Rubalcaba de crear un aparato policial al servicio del gobierno. Esto, que no es nuevo en la historia del socialismo español, debería alertar a los ciudadanos que tienen el derecho a conocer si ha sido el protegido del ministro de los Gal quien estaría involucrado en el caso Malaya.

10) Por último, ha sido la semana en que se ha otorgado el Premio Nobel de Literatura a un escritor en lengua castellana. El reconocimiento de Mario Vargas Llosa, hombre de pensamiento liberal, democrático y defensor de los derechos individuales frente a todo tipo de colectivismos o estatismos, supone un enaltecimiento de la lengua española – tan denostada y perseguida por los separatistas en algunas regiones de España – y de la aportación de la cultura hispánica al mundo. Enhorabuena por tal reconocimiento.

En sintesís, en otros tiempos, Hispania dió un emperador ilustre al mundo. Hoy muestra a un inútil presidente, acorralado por una crisis terminal que él y su gobierno han sabido conseguir.

Pero como diría Plinio el Joven “Omnes homines, natura, scire desirant”, o lo que es lo mismo, “Todo ser humano, por su propia naturaleza, desea saber”. Lástima que en la España actual tantos actúen como borregos siguiendo a la manada, y se nieguen a saber lo que fuimos y lo que somos, gracias a que hemos pasado de ser gobernados por un “optmus princeps” a tener por representante a un auténtico inútil, a un mentiroso y a un personaje que jamás debió tener el honor de conducir los destinos de España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s