GOLPISTAS, NEO-CHEQUISTAS, TERRORISTAS Y DEMÁS “ISTAS” UNIDOS CONTRA ESPAÑA

http://estaticos04.elmundo.es/assets/multimedia/imagenes/2014/10/05/14125458169245.jpg
http://estaticos04.elmundo.es/assets/multimedia/imagenes/2014/10/05/14125458169245.jpg

En declaraciones formuladas al diario EL MUNDO, Jorge Fernández Díaz, Ministro del Interior del Gobierno presidido por Mariano Rajoy Brey, ha expresado que “Mas y Junqueras nos quieren llevar a otro octubre de 1934” y, en otro escenario celebrado en la sede del Partido Popular, en calle Génova de Madrid, Rajoy ha expresado que las mayorías amplias (léase del propio PP) han terminado y que se abre, de cara a la próxima legislatura, la búsqueda de consenso con otros grupos políticos, principalmente Unión Progreso y Democracia (UPyD) o Ciudadanos.

Lo curioso es que tales declaraciones han sido formuladas por el Ministro del Interior del Gobierno de España que nada ha hecho, desde el punto de vista legal y político, en temas tales como el Caso Faisán (el “chivatazo” que, desde las esferas del poder socialista permitió que delincuentes etarras escaparan de las autoridades), el caso Pujol (o la mayor trama de corrupción política de las últimas décadas y que habría convertido al patriarca de la “familia” en una de las mayores fortunas de Europa, y del mundo), la trama Gürtel (en la que estarían implicados muchos dirigentes políticos del Partido Popular y del mundo empresarial), el caso Urdangarin – Borbón (o el “dame por ser yerno de”, y cuya cónyuge no habría querido, no habría podido o no habría sabido conocer nada por el “amor” que profesaba a su marido), el caso de los ERES fraudulentos (que implicaría a decenas – o cientos – de dirigentes socialistas y sindicales de UGT, desviando fondos destinados a ayudar a los parados), ni respecto a la liberación de etarras (ejemplo del “moribundo” Bolinaga quien, años después, sigue inaugurando tabernas y degustando chupitos en los antros etarras) o que nada ha hecho por impulsar el procesamiento – juzgamiento y eventual detención de quienes están organizando un “golpe al estado” (véase mi artículo anterior) que destruiría este país llamado España.

Entretanto, el miope Mariano, parece haber descubierto que, de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas (previas a las generales), el Partido Popular no alcanzaría una mayoría propia que le permita formar gobierno. Como bien dice el refrán, “recogerás lo que siembras”.. y Mariano no ha sembrado nada que le permita obtener una mayoría propia ni en sueños.

mg01.lavanguardia.com/2013/07/22/Rajoy-Comparecere-en-el-Parlam_54378018485_53699622600_601_341.jpg
mg01.lavanguardia.com/2013/07/22/Rajoy-Comparecere-en-el-Parlam_54378018485_53699622600_601_341.jpg

Rajoy ha financiado, callando como una meretriz (tal como reza el dicho aunque con todo respeto hacia las damas que ejercen dicha profesión) el separatismo catalán, pese al continuo desafío de traidores y golpistas que pugnan por destruir la unidad de un estado europeo con cientos de años de antigüedad; ha dilapidado una mayoría electoral absoluta conduciendo al Partido Popular a mero “observador” de la realidad política en muchas comunidades autónomas y, seguramente, a la pérdida del Ayuntamiento de Madrid y de la Comunidad Autónoma de Madrid; ha menospreciado, maltratado y vapuleado a Unión Progreso y Democracia, así como a Ciudadanos, con quienes ahora quiere articular “consensos”; ha contribuido a la liberación de etarras, continuando la política entreguista del desgobierno de José Luis Rodríguez Zapatero; ha posibilitado el encubrimiento de múltiples casos de corrupción que sólo han sido investigados por la prensa libre o por aislados magistrados, ha incrementado los impuestos como ningún otro gobierno en los últimos años (convirtiendo las políticas liberales en políticas socialistas) y ha privilegiado el debate macroeconómico sobre el debate político, dejando huérfanas a la derecha y al centro derecha de un espacio de debate y de propuestas de ideas.

En este contexto, los neo-chequistas se preparan para el “asalto al poder”. Sueñan con tomar la Moncloa con o sin el Partido Socialista Obrero Español, o pese a dicha “formación política” y otras formaciones de izquierda. Estos asesores de regímenes autoritarios, estos pseudo comunicadores de regímenes totalitarios, estos tertulianos del duopolio televisivo, en la televisión de Berlusconi, se permiten solidarizarse con etarras, justificando “políticamente” su triste trayectoria criminal y prometen, de cara al vulgo, que no es otro que ese “sujeto colectivo” al que una minoría “iluminada” debe conducir, rentas universales mínimas (trabajen o no los beneficiarios), vivienda gratuita para todos (expropiando aquellos inmuebles que deseen sin importar la propiedad privada, los derechos adquiridos o la legalidad vigente), una nueva moneda (cuyo tipo de cambio emule la “solidez” del peso argentino en relación al euro o al dólar, es decir, una moneda basura) o una nueva forma de hacer política distinta a la de la “casta” pepera – sociata nacida de la transición. Claro, para los neo-chequistas no hay como una dirigencia al estilo de los genocidas hermanos Castro, o de los ayatollahs iraníes, o del gorila rojo y su sucesor antropoide (con perdón de los primates).

Muchos de los futuros votantes de estos chicos “bolivarianos – guevaristas” nunca, seguramente en su vida, han estudiado nada sobre similares procesos de descomposición política de estados, regímenes o gobiernos, consecuencia de la ineptitud de muchos gobernantes unida a la demagogia y cantos de sirena de los nuevos neo chequistas. Esos futuros votantes ignoran que Lenin, si el asesino que muchos de esos “chavalitos de universidades radicales” admiran, tuvo a su lado a Alexander Kerensky (quien acabo su vida exilado en Estados Unidos, si en esa democracia que todo buen comunista aborrece pero donde, en el fondo, desearía vivir) y a Leon Trotsky quien, muerto Lenin, fue acusado por Stalin, Kamenev y otros de violar la disciplina del partido comunista, para luego ser expulsado del partido, deportado de la URSS y asesinado. Pero, claro, basta ver la historia de estos falsos progresistas (véase Cuba, Venezuela, Yugoslavia, URSS, la Argentina peronista, Ecuador, Libia, etc, etc) para darse cuenta que, tras sus promesas y discurso anti casta solo encubren un proyecto totalitario, liberticida y avasallador de los más elementales derechos humanos. Sino que le pregunten a los millones de asesinados por el comunismo soviético, a los miles de muertos por los hermanos Castro, a los cientos de miles de exilados de los paraísos socialistas o a las víctimas de asesinos como el Che Guevara por no olvidar los masacrados en gulags soviéticos, los torturados por el comunismo chino o los asesinados y perseguidos por el primate desaparecido.

Las checas – tan tristes en la historia de España – siempre están dispuestas a salir a la superficie, y más cuando un gobierno conducido por un inepto ha renunciado al debate político para erigirse, cual salvador, como única opción ante el desafío de izquierdistas, separatistas, etarras, nacionalistas e islamistas.

En consecuencia, mientras todos los enemigos de la democracia y de la libertad impulsan sus respectivos proyectos totalitarios, sea desde el nacionalismo golpista, sea desde la izquierda radical, sea desde el entorno etarra o los círculos islamistas (no olvidemos que, oh casualidad, Cataluña alberga el mayor número de islamistas radicales de toda Europa, constituyendo un centro reclutador de terroristas para Medio Oriente y Occidente), Mariano – y su miope gobierno – continúan haciendo margalladas (cosas de un ministro de exteriores que parece representar a un gobierno abiertamente golpista), gallardonadas (aunque el innombrable haya abandonado un ministerio, ello no implica que su herencia sea conservada) o sorayadas (pues, para el gobierno, parece ser más importante contentar a algún “medio de comunicación”, ahora pro independencia catalana, que a los millones de ciudadanos que le dieron su confianza en las pasadas elecciones generales

En definitiva, tiempos aciagos son los que atraviesa España, y un porvenir aún peor es el que aguardaría a los españoles siempre y cuando el ciudadano no diga basta, y siempre y cuando no se produzca la reacción de una sociedad civil hastiada de la corrupción y de los falsos mesías.

Si todos los enemigos de España conspiran y atentan contra ella, preparando el gobierno de un nuevo “Frente Popular” para lo que quede de un estado desgarrado por los traidores, es hora que los auténticos españoles, amantes de la libertad y de la Constitución, hagan respetar a las autoridades el mandato que han recibido. Porque la Constitución es categórica al respecto y no deja lugar a dudas sobre el mandato de nuestros representantes en lo atinente a defender su ordenamiento jurídico, la integridad territorial de España y la unidad política del Reino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s