La izquierda radical jamás perdona a sus enemigos.


Corría el año 1935, más concretamente el 20 de Marzo, cuando en las Cortes españolas se celebró un debate relacionado con el alijo de armas del buque Turquesa. En esa oportunidad Manuel Azaña injurió al Juez Salvador Alarcón Horcas – ante el cual el propio Azaña había comparecido durante la investigación del alzamiento de izquierdas contra la República en 1934.

En 1936, dicho magistrado fue denunciado por el periódico marxista Claridad y el 13 de agosto de 1936 fue detenido por chequistas del Frente Popular, quienes le asesinaron en la Casa de Campo de Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s