Podemos defiende a una “política presa” pero olvida a los presos políticos de Venezuela.

macri-espana

En los últimos días hemos presenciado, en la televisión y en los principales medios de comunicación social, las repercusiones de la visita del Presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, al Reino de España.

El visitante, acompañado por su esposa Juliana Awada, fue recibido ayer por la mañana en el Palacio Real de Madrid con máximos honores, estrenando el nuevo protocolo de recibimiento a los jefes de Estado extranjeros, tras la decisión que, al respecto, adoptase el Rey Felipe VI. Tras un desfile muy vistoso, en el cual destacaron los caballos de pura raza española y el batallón de honores integrado por efectivos de la Guardia Real, el mandatario argentino visitó el Congreso de los Diputados.

Tal como fija el protocolo legislativo, el Jefe de Estado argentino mantuvo una reunión conjunta con los miembros del Congreso y con los integrantes del Senado en el hemiciclo de la Cámara Baja, oportunidad en que reafirmó los lazos que unen a España con Argentina; todo ello en forma previa a su encuentro con el Presidente Mariano Rajoy Brey y a la firma de diversos convenios bilaterales.

Pero, retornando a la reunión en el Congreso, una vez más, debemos referirnos a la mala educación y a la fallida intervención de los representantes de Podemos, tanto por parte del ex becario Errejón o de la nueva compañera sentimental del analfabeto alopécico, Irene Montero.

Podemos atacó al Presidente argentino mezclando la situación de empleo en ese país con las políticas adoptadas por el Presidente Donald Trump, con la pobreza de los argentinos y con la supuesta persecución política a los pobres que, según Errejón, ha conducido a la detención de la activista social “kirchnerista”, Milagro Sala. Por último, en un epílogo digno de un analfabeto funcional dijo – dirigiéndose a los argentinos – que “aguanten, que vamos a volver”.

Y aunque los podemitas nos hayan “deslumbrado” con una asaltacapillas, con declaraciones antisemitas, con burlas hacia las víctimas del terrorismo, con desprecio hacia una joven asesinada (Marta del Castillo), con un analfabeto funcional para quien la revolución rusa sólo produjo 5 muertos (hablando de la “revolución de obreros y campesinos”, cuando sólo fue un golpe de estado), con elogios a etarras condenados, con propuestas absolutamente ridículas como tejer una bandera gay en la Capital de España, o con su lógica simpatía con las dictaduras asesinas de Cuba, Irán o con Venezuela; ayer volvieron a mostrar que lo suyo es la checa, la corrupción y el desprecio a la justicia independiente, al defender a la activista kirchnerista indígena, Milagro Sala, detenida por orden de un juez argentino, tras resultar condenada por daños graves a tres años en suspenso (en diciembre de 2016) y ser imputada en casi una decena de causas penales, por sus ex compañeros cooperativistas de la organización Tupac Amaru y las investigaciones desarrolladas tanto por la justicia local como por la Oficina Anticorrupción de Jujuy y la propia AFI.

A Sala se le imputan varios delitos, como asociación ilícita, fraude al Estado, extorsión, fraude a la administración pública, etc. De allí la “no sorpresa” con la actitud de la izquierda podemita en las Cortes. ¿Pues, acaso debería extrañarnos que Podemos defienda a esa política presa cuando ha defendido a Pedro de Palacio (ex diputado autonómico de Podemos por Castilla y León. Condenado en 2002 por abusar sexualmente de una niña de cinco años), a Alberto Rodríguez (diputado de Podemos por Santa Cruz de Tenerife. Detenido en varias ocasiones por agresión a policías en revueltas estudiantiles), a Antonio Gómez Varela (cabeza de lista de La Marea por A Coruña quien apoyó al etarra Iñaki de Juana Chaos condenado por 25 asesinatos como jefe del comando Madrid), a José Ramón Galindo (Senador de Podemos por Lanzarote. Detenido en 2008 por tráfico de drogas) o a Andrés Bódalo (concejal de Jaén en Común. Condenado a tres años y medio de prisión por agresión al ex teniente de alcalde del municipio de Jódar en el año 2012), sin olvidar al condenado por tenencia de explosivos, Alfonso Fernández Ortega, alias Alfon?

No esperemos nada de una formación que habría sido financiada por regímenes totalitarios y que apoya políticamente al régimen criminal de Cuba y al régimen totalitario de Venezuela.

Lo peor de la casta comunista chequista excreta dislates en el Congreso. Y eso no lo remediarémos. Simplemente sepamos que las mentiras tienen patas muy cortas y que, en los últimos días, Podemos volvió a darnos muestra de ello; incluyendo lo acontecido hoy en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid donde la mayoría de los ediles podemitas votaron en contra de una proposición para pedir la liberación del opositor venezolano, Leopoldo López, y del resto de los presos políticos bajo el régimen totalitario de Maduro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s