La insultadora, el energúmeno y el clon podemita.

Hace pocos días hemos asistido a un espectáculo bochornoso. protagonizado por los dirigentes de Podemos, en ocasión de la presentación de una moción de censura contra el gobierno de Mariano Rajoy Brey.

Aunque dicha moción fuera legal, al constituir un procedimiento constitucional previsto para que los representantes de los partidos políticos representados en la Cámara Baja puedan exigir responsabilidades políticas al gobierno, lo cierto es que, dicha moción, constituyó un fracaso al no poder reunir “el candidato al gobierno y su programa” los apoyos parlamentarios necesarios para que la misma pudiere prosperar.

El espectáculo arrancó a las 9:05 del pasado 13 de junio cuando, en el Congreso de los Diputados, inició su “exposición” la dipu novia, Irene Montero, dando comienzo a un  show nunca visto en la historia constitucional española y que evidencia la descomposición de la clase política, la orfandad de ideas de los comunistas y el maniqueísmo político de la izquierda española.

Montero arrancó su exposición evidenciando, una vez más, su mesiánica adhesión a la ideología de género, para referirse al deceso de una mujer en manos de su ex pareja; olvidando que un homicidio es un crimen violento, independientemente de que un hombre mate a una mujer, de que una mujer mate a un hombre o de que una mujer mate a una mujer, en una intervención parlamentaria sin ideas, sin propuestas, sin contenido y sin vergüenza.

Como no podía ser de otro modo, la nueva compañera sentimental del líder, inició su ataque contra Mariano Rajoy y su gobierno acusándoles de corrupción, englobando en sus críticas a todo el Partido Popular y a sus afiliados y simpatizantes, sin que ello fuera censurado por la Presidenta del Congreso, más interesada en proteger a la serpiente venenosa que hace el “juego político” a Mariano, que en velar por la integridad y honorabilidad de los diputados de su propio partido político.

Cuando Montero expresó que “España está harta de que ustedes les roben. La democracia pide paso. Señor Rajoy tiene más imputados en su partido que en todas las Cortes Generales“, omitió referirse  a la dictadura de Narcozuela, a sus miles de presos políticos y a las decenas de asesinados por la dictadura de Maduro, así como a sus propios delincuentes condenados (como Alfon o Bódalo) y a diversos hechos que han mostrado de qué calaña son los políticos podemitas.

Montero “escupió insultos, ofensas y agresiones por doquier” y, pese a hablar durante cuarenta y cinco minutos de la corrupción, no propuso ni una sola medida para luchar contra la misma. La portavoz podemita – cuyo máximo mérito ha sido presentar a su novio como candidato a la presidencia – acusó de corruptos a todos los integrantes del Partido Popular afirmando que “la corrupción tiene sede: Génova 13”, expresando que “los jueces dicen (refiriéndose al PP) que son una organización criminal”; o que ““uno se podría llegar a preguntar de dónde sacan el tiempo para gobernar con tanto delinquir”.

Montero insistió en que los “señorías del PP”, deberían pedir perdón a los ciudadanos y devolver ”lo robado, hasta el último céntimo” y, evidenciando un absoluto desconocimiento de la economía internacional, acusó al Partido Popular de que “cuando hablamos de pagar impuestos su patria no es España, su patria es Panamá”. Curiosa postura de la “miembra” de una formación política que llegó a la moción de censura respaldada por Bildu y por Esquerra Republicana, dos formaciones “políticas” que tienen por objetivo destruir la unidad política de España, echando por tierra la igualdad y libertad de todos los ciudadanos. Lógicamente omitió pedir a sus aliados catalanes que impulsen medidas para exigir a los ladrones separatistas la devolución de todo lo robado que constituye, sin lugas a dudas, el mayor expolio de dinero público y privado de toda la historia europea.

Por tanto, la insultadora, tras aburrir a los diputados y a los ciudadanos durante su exposición de más de dos horas (que podría haber sintetizado en 30 segundos), dejó paso al “macho alfa”, al líder morado, quien, lejos de presentar un programa de gobierno alternativo con medidas concretas, se dedicó a continuar con la cantinela anticorrupción y a solicitar el apoyo de socialistas y de otras fuerzas políticas para echar el gobierno a Mariano Rajoy.

imagen-sin-titulo

Pero Iglesias fracasó.

Y, en su empeño, no sólo atacó al Presidente Mariano Rajoy y a su gobierno, sino que lo hizo con gran dureza respecto a Ciudadanos y a otras formaciones que no secundaron su moción.

El energúmeno mostró lo peor de sí mismo: arremetió contra Mariano Rajoy Brey, atacó con una dureza inusitada al líder de Ciudadanos Albert Rivera quien, en su réplica, invitó a los podemitas a “trabajar” (cosa que no harían a la luz de sus inexistentes aportaciones legislativas al bienestar general) demostrando la falacia del “supuesto programa de gobierno de Iglesias”; y agravió a la diputada de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, quien, en su réplica, fulminó dialécticamente a Iglesias refiriéndose a su machismo, a su proyecto político bolivariano y destacando que, a diferencia del podemita, su partido apoyó la alternativa política de Pedro Sánchez¸ a diferencia de lo hecho por Podemos y sus múltiples marcas que, con su voto contrario, posibilitaron la continuidad en el poder de Mariano Rajoy.

Iglesias evidenció lo que es. Un matón arrogante sin ideas, un político de escaso nivel intelectual y un sujeto muy peligroso para la democracia española. ¿O cómo puede aspirar a ser Presidente de España quien está dispuesto a aliarse con aquellos que pretenden destruirla?

¿Cómo puede presentar una moción de censura quien no consensuó una sola propuesta de gobierno con el resto de formaciones políticas, y que sólo logró el apoyo de los partidarios de los presos etarras o de quienes quieren dar un golpe de estado contra la legalidad vigente?

El secretario general de Podemos pretendió ocultar su talante despótico y sus malos modales, solicitando el apoyo de los diputados opositores a su moción de censura, sin concretar una sola medida de gobierno, sin especificar qué entiende por España, sin responder a las objeciones formuladas por Rajoy y Rivera y evidenciando un vacío de ideas que podría ser letal para la democracia española y sus habitantes.

Tras una exposición de más de 7 horas (de Pablenín y Pablenina) la moción de censura a Mariano Rajoy fue rechazada por 170 votos en contra (PP, Ciudadanos, Unión del Pueblo Navarro, Foro Asturias y Coalición Canaria), 97 abstenciones (PSOE, PdCAT, PNV y Nueva Canarias) y 81 votos a favor (de las múltiples marcas podemitas, más Compromís, ERC y Bildu)

Sin embargo, Iglesias era plenamente consciente de que fracasaría en su intentona, aunque sólo pretendiese, en el fondo, consolidarse como único líder de la izquierda, convirtiéndose en líder único de la oposición y a efectos de desgastar al gobierno del Partido Popular.

Y no parece haber obtenido ninguno de sus objetivos.

rajoy-pide-explicaciones-por-la-mocion-de-censura

Mariano Rajoy ha salido reforzado, destacando el peligro que para el futuro de España representaría Pablo Iglesias y, entre sus frases, pueden destacarse las siguientes:

  • “Para que se les escuche es necesario que todo vaya mal, fatal. No quieren oír ni hablar de que las cosas van bien porque esos les debilita y les deja de sin armas y por eso pintan a España de negro: porque necesitan las malas noticias para comer y, si no las hay, las fabrican”.
  • “El PP no es un partido corrupto. Y lamento disgustarle. Y es por eso por lo que los votantes renuevan su confianza y yo mismo he ganado tres elecciones. Mientras ustedes perdían un millón de voto nosotros ganábamos 800.000“.
  • No puedo negar que en las filas del PP ha habido casos de corrupción, algunos muy graves. Tampoco negaré casos de corrupción de personas que han militado en este partido. Pero eso no quiere decir que la corrupción se multiplique y hablen ustedes de una falsa trama dedicada al saqueo”.
  • ¨Soy partidario de que gobierne quien digan los españoles”
  • “Usted viene aquí a examinarse (refiriéndose a Iglesias) y no aprueba ni de lejos. Está usted muy bien donde está. No le veo merecedor de ser presidente ni a España de ese castigo

Y todo ello con el trasfondo político del Congreso del PSOE (celebrado el pasado fin de semana) del que ha resultado una nueva ejecutiva, liderada por Pedro Sánchez.

Pssssánchez, tras vencer a Susana Díaz y a Patxi López en las internas del PSOE, se ha convertido en el nuevo líder del PSOE, constituyendo una “ejecutiva” a su medida, pese a perder un 30% de apoyos internos, para intentar formar una “mayoría suficiente” que permita echar al PP del poder.

En una nueva muestra del “cordón sanitario” contra el Partido Popular, Sánchez quiere convertirse en líder de la izquierda, asumiendo las tesis del estado “plurinacional”, e imprimiendo una línea política sectaria radical, a tenor de la exclusión de los barones regionales quienes, sin dudas, deberán esperar a las próximas elecciones para “mover ficha”.

No olvidemos que el PSOE – partido que más años ha gobernado España desde la transición – supo “seducir” a los “electores de los sectores medios”, tras abandonar el marxismo leninismo, captando así el voto de sectores de izquierda, de centro izquierda o de centro progresista. El nuevo secretario general, que ha cosechado en dos oportunidades, los peores resultados electorales de toda la historia del PSOE, ha consagrado una línea política radical y, como expresase Federico Jiménez Losantos en su columna de opinión de EL MUNDO (“La plurinecedad”, del 19-06-17), “Tras proclamarse “catalanista”, a Sánchez sólo le falta ir al Nou Camp a silbar el Himno nacional. En su mitin sonaron la Internacional y Guns & Roses. Se supone que el PSOE pone las rosas y Podemos las pistolas.”

El matón socialista, el hombre del “no es no” y el mayor fiasco electoral del PSOE de toda su historia, se ha convertido en un clon de Pablo Iglesias, acercando sus posturas a la de los viejos comunistas y alejándose de lo que España y sus ciudadanos necesitan para superar los desafíos que nos acechan.

Finalmente, y de momento, sólo resta preguntarnos si la insultadora, el energúmeno y el clon desandarán lo andado para superar sus desencuentros y para unirse, junto a los enemigos de la Constitución y de la unidad política de España, en un proyecto político de asalto al poder sin importar las consecuencias.

Quizás Sánchez debería aprender de la historia – que suele ser cíclica – y anticiparse, de ese modo, a lo que puede ser su futuro político: convertirse en carne triturada por el rancio comunismo, al menos metafóricamente hablando. Y si no, que le pregunten a Besteiro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s